Botton of the Ninth, el arte aplicado a las tecnologías

Por Facundo Ferré Luparia
Web Designer de OpenSistemas

Los pioneros en el arte, clásicamente, han sido los que se han descubierto como exploradores de su propio medio en lugares hasta el momento intactos. Cuando el medio cambia, no tardan en surgir nuevas formas de expresión encabezadas por un primer paso. La evolución del medio digital proporciona una tabla rasa sobre la que volver a crear y descubrir. Tal es el caso de Ryan Woodward, conocido ilustrador y profesor de animación, conocido en gran parte por su cortometraje Thought of you.

Este artista ha revolucionado los conceptos que teníamos de novela gráfica tal y como lo entendíamos hasta ahora, lanzando el primer cómic animado de la historia. Esto es posible gracias al formato digital que ofrece un Ipad, plataforma para que la originalmente fue lanzado este proyecto llamado “Botton of the Ninth”.


Anteriormente, con la aparición de los primeros DVDs, compañías veteranas como Marvel sacaron en su momento cómics adaptados que eran narrados de forma animada dentro de las propias viñetas. Pero la limitación de los medios era obvia y no dejaba de ser una mera adaptación que no encontraba las medidas de su talla. Tal y como explica el propio Woodwrad: “Que se mueva no significa que sea animación”.

Sin embargo, lo que Ryan Woodward propone es algo nunca antes visto: Se trata de un cómic que no puede entenderse fuera del medio digital, siendo obligatorio para su disfrute disponer de un Ipad o un PC. Así, combina viñetas clásicas sin más movimientos que las líneas cinéticas con otras completamente animadas que sirven para contar la historia como jamás se había hecho.

El resultado ha dejado perpleja a la crítica, siendo considerado una de las mejores apps que salieron para Ipad en 2012.

Lo que en el fondo viene a relatar Woodward es la nueva conquista de las oportunidades ante las fronteras que se derriban con el avance de la tecnología. Lejos de darle la espalda a las nuevas formas de comunicación o de adaptar torpemente éstas últimas siguiendo patrones que no tienen por dónde agarrarse, Ryan Wooward aprende y concibe el nuevo lienzo para crear algo de cero y poner un pie donde nadie lo había hecho antes.

Al fin y al cabo, lo importante, según comenta el propio autor en esta entrevista, es contar historias ya sea en animación, ilustración o cine. “Estoy convencido que con las apps se pueden contar grandes historias”.