El Open Source y el audio profesional

Por José Manuel Cristobal Vera
Web Developer de OpenSistemas

Imagina que te compras tu sistema operativo preferido, por ejemplo Windows o Mac OSX, y con él te compras, tus programas favoritos de creación de música profesional, como por ejemplo, Cubase, Finale, Pro Tools, Reason, sintetizadores y efectos de audio digital, pues si sumamos cantidades nos daríamos cuenta que nos saldría muy caro. Sin embargo en Linux no hace falta desembolsar toda esa cantidad de dinero, puesto que hay muchas aplicaciones libres para la creación musical, tal vez no con el acabado que puede llegar a tener el software comercial, pero seguro que nos sorprenderá las posibilidades que actualmente nos ofrece el software libre para la creación y edición musical.

La mejor opción es partir de una distribución Linux que incluya todo lo necesario para empezar directamente a funcionar. Las más conocidas son Ubuntu Studio, AvLinux, Kxstudio, etc. Yo me voy a centrar en Ubuntu Studio, que es una variante de la conocida distribución Ubuntu, y será la opción más sencilla para mostrar la posibilidades que nos ofrece Linux como estación de trabajo. Trae una colección ajustada de las mejores aplicaciones para la edición musical, las otras distribuciones puede que nos lleguen a desbordar, para una primera aproximación.

Ubuntu Studio es una distribución live, lo que significa que puede ser ejecutada desde el DVD y así poder probar el funcionamiento de las aplicaciones que contiene, sin tener que instalar, ni tocar nuestros discos duros. Más adelante si nos convence podemos instalarlo en nuestro disco duro, pero para los que no estén muy experimentados en instalaciones de Linux, también tienen la posibilidad de instalarlo de modo persistente en un disco usb externo o Pen-Drive con la aplicación de Windows LinuxLive USB Creator o alguna otra similar.

La primera versión de Ubuntu Studio apareció en el año 2007, desde entonces ha habido 12 revisiones hasta la actual, Ubuntu Studio 13.04 Raring Rintail. Durante este tiempo las aplicaciones han ido evolucionando progresivamente, y sobre todo en lo que más ha mejorado ha sido en la latencia. La latencia es el tiempo de respuesta que hay desde que, por ejemplo se pulsa una tecla en un piano maestro Midi, hasta que tu ordenador da una respuesta sonora, esto se suele medir en milisegundos, la latencia ideal sería 0 milisegundos o inmediata, pero para que un sistema operativo produzca un sonido necesita un tiempo de proceso, primero para calcular las ondas del sonido de cada instrumento, después calcular los efectos de audio que modifican estas ondas y finalmente la mezcla de volúmenes de todos los instrumentos implicados. En el cálculo de esta ecuación, intervienen el hardware, la potencia de proceso de la cpu, y la cantidad y complejidad, de instrumentos y efectos, que se empleen simultáneamente en un sola pieza musical. Generalmente la latencia ronda entre los 3 a 20 milisegundos, pero hasta los 50 milisegundos de retardo es perfectamente aceptable para el oído humano.

¿Quien es JACK?, JACK es el maestro de ceremonias, o el director de orquesta, o el demonio que interconexiona el resto de aplicaciones de audio digital y Midi, moviendo los cables por detrás del escenario, para tener sincronizados y compartiendo todos los sonidos dentro del sistema, a tal velocidad que nuestros oídos no serán capaces de apreciar la latencia.
Por si sólo JACK no hace nada para crear una canción, pero es capaz de organizar el trabajo, de por ejemplo, de algunas de las siguientes aplicaciones en Linux:

Ardour: es comparable a Pro Tools, es una aplicación multiplataforma que se suele utilizar para el masterizado de audio y Midi, es uno de los mejores programas de grabación y edición no lo sólo dentro del Open Source.

Audacity: es un aplicación multiplataforma para grabar y editar sonidos, con él que se puede cortar, mezclar, etc y aplicar infinidad de efectos, tiene muchas herramientas para una fácil edición. Exporta el audio en los formatos más conocidos. Es una herramienta imprescindible para la edición de audio.

Hydrogen: es una aplicación multiplataforma, que se encarga de funcionar como una caja de ritmos profesional, de una manera simple e intuitiva. Puede funcionar con programación de patrones o como esclava de un secuenciador a través de una interconexión Midi.

LMMS, Linux MultiMedia Studio: es una aplicación multiplataforma al estilo de FL Studio, basada en un secuenciador de patrones, muy orientada a la música electrónica. Se pueden asignar y automatizar los botones de los sintetizadores y efectos, consiguiendo combinaciones impensables. También se puede usar como módulo de sonidos para otros secuenciadores vía Midi.

MuseScore: es una aplicación multiplataforma de notación musical, sería como la alternativa libre a Sibelius o Finale. Especialmente pensada para la edición de partituras, incorpora un sencillo sintetizador para poder oír lo que se va editando. Además tiene una base de datos de obras musicales mantenida por la comunidad de usuarios, donde te puedes bajar e imprimir todo tipo de partituras.

Qtractor: Es un sencillo y potente secuenciador multipistas de audio y Midi perfectamente integrado con JACK, que puede enviar secuencias a otras aplicaciones interconectadas vía Midi.

RoseGarden es un secuenciador de audio y Midi muy completo al estilo de Cubase.

Pure Data es un lenguaje de programación gráfico, para la creación de música interactiva por ordenador y obras multimedia.

Frinika: es un pequeño secuenciador de audio y Midi escrito en java, pero destaca por que se puede controlar todo desde comandos javascript, como por ejemplo crear un script que genere melodías y exportarlas vía Midi.

Yoshimi o ZynAddSubFX: es un sintetizador multiplataforma, de gran calidad, todos los sonidos los genera mediante síntesis sin ningún tipo de samples externos. Además incluye efectos como Reverberación, Chorus, Ecualización, Distorsión, etc…

Calf plugin pack for jack: es un conjunto de efectos de sonido, incluye los clásicos efectos de (Rever, Delay, Compresores, Limitadores) y muchos más, con una estética muy cuidada.

Rakarrack y Guitarix: son dos Amplificadores de guitarra virtuales. Hay que decir que en Ubuntu Studio se incluyen más de 500 plugins de todo tipo.

AutoTalent: es un plugin de sonido similar a Auto-tune. Sirve para corregir la entonación de un cantante, más conocido como efecto Cher. En combinación con Audacity podría ser una especie de alternativa a Melodyne.

at1: es una aplicación que nos podría servir para afinar nuestros instrumentos acústicos, y también para corregir o entrenar nuestra voz.

Qjackctl: proporciona un entorno gráfico para controlar JACK. Sirve principalmente para iniciar o detener JACK. También sirve para configurarlo, e interconectar aplicaciones compatibles con JACK, etc…

Muchas de estas aplicaciones son multiplataforma, han traspasado la frontera del mundo de Linux a los sistemas operativos como Windows o Mac OSX. Otras como AutoTalent, Frinika, Guitarix y RoseGarden no vienen preinstaladas por defecto y habría que instalarlas posteriormente.

Hay muchas más aplicaciones y sería muy extenso dar una lista completa de todas ellas, por citar quedaría una joven promesa OpenOctave MIDI, que se especializa en la creación de música para orquesta, dando como resultado un estilo similar a las bandas sonoras de películas.

Espero que os haya sido de ayuda para vosotros, o para alguno de vuestros amigos que estén interesados en el mundo de la creación musical.

Conclusión, si nos queremos aventurar en el terreno de la música por ordenador, antes de invertir una cantidad importante de dinero, tenemos la opción de probar, y si nos convence fomentar, el uso del software libre.

Saludos.