Encarando el 2013

Por Luis Flores
CEO de OpenSistemas

Mirar hacia atrás y ver que hemos acertado, esa fue mi sensación al cerrar el pasado año. Mirar hacia delante y ver que tenemos un gran trabajo por hacer en el que debemos estar a la altura, pero sentir que estamos en el mejor momento de nuestra trayectoria con el mejor equipo posible y un gran trabajo estratégico ya realizado, me hace albergar la confianza de que seguiremos acertando en el futuro.

Suele decirse que cualquier cosa que se mide mejora. Medir en empresa casi siempre implica avanzar, aunque inicialmente solo signifique hacernos conscientes de nuestras limitaciones, la humildad es el mejor punto de partida en el camino hacia el éxito. Y eso es parte de lo que hemos hecho en OpenSistemas durante los últimos 3 años, analizar con profundidad creciente nuestras debilidades y fortalezas oteando las oportunidades y riesgos de los que el entorno nos iba a rodear en un futuro próximo. Ese futuro próximo es hoy.

Por eso, cuando hacia 2010 abordamos la profunda tarea de diseñar cómo sería OpenSistemas en el futuro, contábamos con los datos precisos para encontrar claras variables. Nuestra compañía debía reorientarse en una línea creciente de trabajo en producto, especializarse en líneas de servicios muy concretos y crear vínculos entre ambas áreas. De ese modo nos hemos convertido tras varios años de camino en una empresa especializada en ofrecer productos y servicios de Business Intelligence, eLearning y gestión de contenidos sobre entornos de código abierto y Linux.

Este avance especializador supone haber encontrado como compañía nuestro lugar propio, casi diría que nuestra identidad dentro del mundo abierto desde la cual aportar mayor valor a nuestro entorno. Por otro lado, el carácter emprendedor asociado a la creación de producto enlaza de manera directa con estas líneas y ofrece un corolario lógico de nuestra experiencia de más de diez años de camino recorrido en el mercado, a la vez que nos mantiene vivos y motivados desde un punto de vista vital para seguir innovando con la misma ilusión que el primer día.

Otro elemento del que quisimos dotar al proyecto fue un marcado carácter joven e intercultural. Actualmente, con partners alrededor de todo el mundo, participando en proyectos de corte internacional o con personas de nuestro equipo actual en Madrid, como el caso de Xin, que visita China para finalizar sus estudios en la Tsinghua University, empezamos también a hacer tangible esa capacidad. En nuestra agenda más cercana, la LinuxCon de Tokyo el próximo mes de mayo.

Desde este otero alcanzado, un análisis acertado de nuestros retos futuros para el 2013 nos lleva, bajo mi perspectiva, a tres elementos clave actuales, a saber, producto, comunicación y gestión. Producto en el sentido en que estamos en el punto donde mayor capacidad y mayor número de iniciativas de creación de producto mantenemos. Comunicación, en la medida en que nos encontramos con la necesidad de trasladar todo ello de manera efectiva como futura clave de éxito. Y, por último, gestión, en cuanto que esta situación descrita generará nuevas necesidades de crecimiento y financiación, a la vez que una estructura más compleja a manejar.

Empieza un nuevo año…