La importancia del continuo aprendizaje en el desarrollo web

Por José Antonio Rodríguez Martínez
Web developer de OpenSistemas

Son muchas las tecnologías utilizadas en el desarrollo web. En los últimos años, como se ha podido observar, ha habido un cambio vertiginoso en cuanto al tipo de herramientas que disponemos para desentrañar esta actividad, así como en la cantidad de nuevas opciones que ofrecen las nuevas tecnologías.

Lo que nos demuestra que si te encuentras dentro de este negocio es fundamental que estés dispuesto a un constante cambio, ya que, de otra manera, te quedarás atrás con sus correspondientes consecuencias. Estas pueden ser la pérdida de clientes, ya que no te equipararás con la actualidad del mundo web, así como tu propia progresión profesional, con la consiguiente pérdida de opciones a la hora de optar a puestos de mayor responsabilidad.

Si habláramos a día de hoy de las tecnologías más recientes utilizadas para el desarrollo web, seguramente la gran mayoría de la gente mencionaría HTML5 y CSS3. Es cierto que estas tecnologías están suponiendo un cambio en el mundo web 2.0, ya que hacen interesantes nuevas aportaciones que facilitan la realización de tareas que antes eran bastante tediosas, así como la aportación de nuevas técnicas para el desarrollo. Dentro del mundo web 2.0 es esencial poseer conocimientos sobre estas nuevas tecnologías, pero su fuerza reside en todo aquello que viene detrás, todo lo que cuelga de estas tecnologías.

Leyendo un buen artículo acerca de HTML5 entendí este concepto a la perfección. Al fin y al cabo HTML5 no es más que que una serie de nuevas etiquetas que se han incorporado a la versión anterior, las cuales, para alguien familiarizado con la versión anterior, serían de fácil aprendizaje, pero cuando nos referimos a ese término no solo lo hacemos a estas nuevas etiquetas, sino a toda la tecnología que cuelga detrás como es JavaScript y sus múltiples frameworks, librerías y un largo etc. En mi humilde opinión, estas tecnologías junto con CSS3 son las que aportan la gran magia de todo este proceso, siendo también las que nos permiten realizar cosas maravillosas que antes simplemente eran impensables o nos llevaría un enorme esfuerzo hacerlas.

No obstante, bajo mi punto de vista lo realmente interesante es cómo muchas de esas tecnologías tienen la capacidad de trabajar juntas, de compaginarse para dar resultados atractivos sin crear conflictos entre ellas. Es atrayente pensar cómo los desarrolladores son capaces de mezclar todos estos conceptos y hacerlos trabajar en sintonía.

Esto es un solo ejemplo de una parte de los avances que se han incorporado al desarrollo web. Podríamos escribir un post mucho más extenso citando otros muchos, pero el objetivo ahora no es hablar de estas nuevas tecnologías, sino de lo que suponen tanto para las empresas como para los desarrolladores.

El acelerado avance de las nuevas tecnologías en un transcurso de tiempo tan corto nos hace pensar que el mundo del desarrollo web avanza a una gran velocidad, más rápido de lo que realmente podamos aprender. Evidentemente es imposible conocer todas las nuevas tecnologías que se utilizan en el día a día, pero es importante mantenerse en constante cambio si queremos formar parte de este sector y no quedarnos obsoletos.

Las tecnologías seguirán creciendo y habrá nuevas incorporaciones, así que debemos estar siempre informados de los avances que se van produciendo y aprovecharlos en nuestro favor.