Las tecnologías de la información como lenguaje internacional

Por Javier Sotomayor
COO de OpenSistemas

Dentro del marco de partnership que OpenSistemas mantiene con Microsoft para proyectos relacionados con Open Source en la plataforma Azure, se están llevando a cabo distintas acciones internacionales para promover a través de workshops técnicos el uso de OSS en Azure como, por ejemplo, el workshop que se realizado en Jordania y en Mauricio sobre la instalación de Moodle en la plataforma Azure y su integración con Office 365.

En entornos internacionales como estos el idioma siempre es un problema. En el caso de Jordania, los participantes tenían un nivel medio/bajo de inglés, lo que hacía que a veces les fuese difícil seguir la formación, y en el caso de Mauricio el problema era parecido, ya que aunque el inglés allí si es idioma oficial, el francés y el criollo están mucho más extendidos en el día a día.

Sin embargo, es curioso cómo una vez comenzada la formación y metidos en faena de descargas, instalaciones, configuraciones e integraciones, todo el mundo habla el mismo idioma. Los perfiles que acuden a este tipo de workshops son principalmente técnicos y del ámbito educativo –universidades o academias, aunque también acuden partners de Microsoft locales interesados en este tipo de integraciones– y todos trabajamos en lo mismo en nuestro día a día. Los comandos de consola son los mismos allí que aquí; la forma de descargar y configurar las plataformas es la misma; los sistemas operativos, incluso los colores y logos de aplicaciones son iguales.

Personas con un nivel de inglés prácticamente inexistente, como nos sucedió con un participante en Amán, es capaz de hablar sobre una problemática técnica usando términos técnicos que sí conoce aunque no sepa elaborar correctamente la frase. Y es sorprendente que nosotros nos enteremos de lo que nos está preguntando –hay que reconocer que a veces con esfuerzo– solo vinculando conceptos técnicos.

Y es que la tecnología ha conseguido establecer un lenguaje que es hoy en día horizontal a todas las culturas dentro del ámbito de las TIC. No solo a nivel técnico, sino a nivel de negocio también. Las empresas del sector y los proyectos que llevan a cabo tienen similares estructuras en cualquier geografía. Metodologías como el desarrollo en cascada o ágiles como SCRUM, estándares de desarrollo como el uso de MVCs, diagramas de arquitectura e infraestructuras tecnológicas, son solo ejemplos de ese lenguaje tecnológico que es compartido de forma universal.

Si además en relación a la comunicación y también gracias a la tecnología conseguimos que nuestro smartphone traduzca textos en tiempo real a través de su cámara, o que en un futuro –y ya existen prototipos– haya aplicaciones de traducción simultánea de conversaciones a través de móviles o plataformas tecnológicas, las barreras idiomáticas que existen hoy en día para la comunicación humana se verán minimizadas y seguramente neutralizadas, consiguiendo que cualquier ser humano pueda comunicarse con otro en su propio idioma, lo que será un avance significativo en la evolución humana.