Reflexiones: Software Libre y Google

Por Fernando Monera
CINO de OpenSistemas

Desde el principio me aproximé al Software Libre desde un punto de vista nada idealista. Por supuesto me parecía muy interesante toda la parte sociológica, pero la decisión por el Software Libre como uno de los pilares sobre los que basar mi futuro fue por razones mucho más naturales. Las bases del Software Libre eran muy sólidas, lo suficiente como para confiar que puede ser un pilar sólido para cualquier cosa que quiera hacer o crear.

Al utilizar un software para hacer algo, la mayoría de la gente piensa en solucionar su problema actual: escribir texto compatible con el vecino, jugar, navegar por Internet y que todas las páginas funcionen, … Aprender a utilizar cada programa requiere un esfuerzo y finalmente se convierte en un hábito. El cambiar a otro programa para hacer lo mismo que hacías es difícil.

Si para solucionar este problema utilizas un software sobre el que no tienes control, quizás hoy puedas solucionar el problema rápido, pero eventualmente esto se volverá en tu contra. Utilizando Software Libre, la salida de coger el código y adaptarlo a tus necesidades siempre está ahí. Siempre, aunque nunca lo llegues a usar. Y eso es un factor importante a la hora de elegir cualquier herramienta.

No pasa nada por resolver un determinado problema puntual utilizando una herramienta especializada sobre la que no tienes control. Por ejemplo, no me importa comprar un determinado software para gestionar la publicidad online en mi empresa. En caso de que el dueño del software decida cerrar y el software deje de funcionar, el impacto en mi empresa será mínimo. Otra cosa distinta es un escritorio de trabajo, un procesador de textos o el software de gestión de la empresa (ERP). Personalmente creo que sería una irresponsabilidad por mi parte utilizar herramientas fuera de mi control para tareas tan básicas.

Google hasta ahora ha sabido interpretar todo esto muy bien, fundamentalmente porque su negocio no es el software, sino la publicidad. Su objetivo es hacer que la gente utilice su software, e introducir mensajes publicitarios no muy molestos. También ha liberado millones de líneas de código en varios proyectos software esenciales hoy en día (Android, Chromium, GWT, V8, …) todos con el mismo objetivo.

Por otro lado, Google ha desarrollado bastante software en la nube, pero se ha preocupado de basarlo en estándares y con herramientas de migración sencillas para minimizar el punto negativo de no tener acceso al código fuente.

El modelo es estupendo, todos ganan, ¿no? Google está super-motivada para crear software de alta calidad. Software Libre o Software gratuito basado en estándares. Los usuarios contentos usando GMail porque saben que pasar a Thunderbird consiste en conectarse por IMAP (estándar) y arrastrar los correos a una carpeta.

Entonces, ¿por qué me estoy pasando de Chromium (libre) a Firefox (libre)? ¿Por qué estoy dejando de usar muchas apps de Google en mi Android? veamos …

Algunos criterios sólidos para elegir una herramienta base serían:

  • el precio
  • la capacidad de adaptación del software a nuestras necesidades
  • la seguridad de que el software estará en el futuro disponible
  • la facilidad de uso
  • la compatibilidad
  • la fiabilidad
  • la seguridad
  • la privacidad

Google tiene un objetivo cuando invierte millones de dólares en Chromium, o en Android, en sus DNS (8.8.8.8, 8.8.4.4) o en cualquier otro proyecto. Quiere vender publicidad. En concreto, el objetivo final sería saber tanto de nosotros (como grupos o como personas individuales) como para poder ofrecer publicidad absolutamente personalizada, es decir, con altas probabilidades de que yo haga clic porque el anuncio es algo que me interesa.

La sincronización de Chromium/Chrome con los servidores de Google hace que conozcan nuestros hábitos de navegación. Los “favoritos” (bookmarks) hace que conozcan nuestros sitios más importantes. El DNS hace que conozcan los hábitos de navegación. La clasificación del contenido del correo que recibimos hace que puedan clasificarnos en “targets” para campañas publicitarias.

Volviendo a la pregunta, ¿por qué me estoy pasando a Firefox? Porque Firefox me proporciona todo lo que quiero en un navegador, no consume tanta memoria con muchas pestañas abiertas y no tiene ninguna motivación por comerciar con mis datos.

En resumen, cuando empecé a usar Software Libre, las agresiones para mi presente y el riesgo para mi futuro eran muy violentas (un precio excesivo, no disponer del código, casques y cuelgues, atacar estándares, …) por lo que el Software Libre era una decisión obvia. Hoy tenemos proyectos de una increíble calidad y completamente libres como Firefox o Chromium. De modo que, ahora, criterios como la privacidad tienen un papel importante para tomar la decisión.