Reorientando la carrera profesional

por Javier Sotomayor
COO de OpenSistemas

Comentábamos en un post anterior que el sector de las tecnologías de la información es uno de los que mejor está resistiendo los embates de la crisis. Es un sector que crece y sigue generando empleo, sobre todo en empresas de tamaño medio, que son capaces de ajustar sus costes estructurales a la situación del mercado de forma más ágil que las grandes consultoras tecnológicas. Y esta situación es conocida ya en el mercado, sobre todo entre aquellos jóvenes que tras años de lucha para sacar adelante una carrera universitaria ven cómo el futuro prometedor que les aguarda es engrosar las listas del paro o probar suerte buscando un puesto de trabajo en el extranjero. Y eso si tienes un nivel de idiomas decente, que la mayoría no lo tiene.

Históricamente en este sector, propio de las carreras universitarias de Informática y Telecomunicaciones, se ha acogido a profesionales que venían de carreras como Físicas, Matemáticas o Ingeniería Industrial, cuya capacidad analítica les permitía absorber rápidamente los conocimientos necesarios para poder desarrollar labores en el campo de las TIC aunque no dispusiesen, en muchos casos, de la imagen completa de este sector que puede darte una ingeniería informática. Con un poco de experiencia y aprendizaje, y la tutela de personas con experiencia en el campo, jóvenes con base en estas carreras universitarias han conseguido hacer carrera en las TIC durante mucho tiempo, olvidándose de ejercer en su campo, y en muchos casos adquiriendo un bagaje profesional tal que les ha permitido ocupar puestos de dirección.

Con la última campaña de contratación que hemos lanzado en Opensistemas hemos notado que ha aumentado el porcentaje de currículos de jóvenes titulados en ingenierías varias, como Ingeniería de Montes, Aeroespacial o Civil, e incluso carreras que ya no están ligadas a la ingeniería, como Arquitectura, y otras que pertenecen a la rama de Ciencias Sociales, como Administración y Dirección de Empresas, que quieren dar el salto al mundo de la tecnología y que buscan escuelas especializadas en programación para reorientar su carrera profesional hacia las TIC. Másters en programación JAVA, administración de bases de datos, programación web con HTML5 y CSS3, cursos de programación para sistemas operativos móviles como Android y iOS… Cualquier cosa vale para poder aplicar los conocimientos analíticos adquiridos en sus carreras universitarias en un área de conocimiento que, ahora mismo, puede darles una salida profesional durante un tiempo para capear la crisis.

Jóvenes que se resisten a dejar su país, que renuncian a la apatía generalizada del “no hay trabajo en lo mío”, que se han dado cuenta de que es tiempo de reinventarse o estancarse, y que es mejor intentar acaparar experiencia profesional en otros campos a la espera de tiempos mejores para ejercer en lo suyo en lugar de quedarse en casa lamentándose del tiempo perdido en una carrera universitaria que no les va a servir de nada. Esos son los jóvenes que van a tirar del carro, los que saldrán adelante y los que ya hacen méritos para colocarse por delante de compañeros de clase que aún piensan que el gobierno solucionará el problema de su futuro laboral mientras ellos esperan sentados.

A todos ellos, bienvenidos al sector de las TIC.

1 comentario