Una experiencia inolvidable: ‘Scratch en familia’

Por Soraya Muñoz
Responsable de Comunicación en OpenSistemas

El pasado sábado 20 de junio celebramos la primera jornada ‘Scratch en familia‘, una actividad enmarcada dentro de nuestra iniciativa de RSC ‘Penguin Island‘. En un lugar incomparable como es MediaLab Prado, conseguimos reunir a más de 20 niños de edades comprendidas entre 6 y 15 años y alrededor de doce padres.

La actividad estaba orientada a padres e hijos con dos objetivos bastante diferenciados. Por un lado, ofrecer a los padres unas guías con las que ayudar a sus hijos a usar Scratch, siempre bajo un modelo metodológico sencillo y claro. Por otro, trabajar con los niños varios ejemplos muy sencillos para captar su atención y a través de los cuales desarrollen interés por esta tecnología en una sola jornada.

El reto, ampliamente conseguido. La experiencia, altamente enriquecedora

Los tutores, Luis Flores para el taller de padres, y Nacho Escudero y Fernando Monera, encargados del taller de niños, supieron conducir de manera divertida y educativa a los asistentes a lo largo de las 3 horas en las que se desarrollaron ambas sesiones. La complicidad con los más jóvenes quedó latente desde el primer momento gracias a la empatía y experiencia de Nacho con niños.

El dinamismo de la sesión y la sencillez de las instrucciones para programar fueron los ingredientes clave a la hora de mantener la atención de los más jóvenes. Una hora y media puede ser una eternidad para que un niño de 6 años no se mueva de la silla, sin embargo, llegó el descanso de la merienda y todos permanecían concentrados ‘jugando’ con su gato de Scratch.

penguinislandEl grado de ilusión y seguridad con que los niños acometían cada tarea era admirable y sorprendente. Creatividad en estado puro, diría yo. Eso es lo que se respiraba allí. Es muy gratificante motivar e incentivar la curiosidad por disciplinas como la tecnología, las matemáticas o las ciencias entre los niños a estas edades. Sabes que estás ayudándoles a pensar, a analizar, a usar la tecnología de manera responsable, a prepararse antes los nuevos peligros que les acechan en el mundo online… En definitiva, es una labor muy recomendable y que está dentro de nuestros valores como compañía.

La respuesta por parte de los padres a esta iniciativa ha sido más positiva si cabe. Su colaboración durante la jornada para facilitar el aprendizaje y la implicación de sus hijos ha sido total. Tanto unos como otros se ‘engancharon’ a Scratch, que era nuestro objetivo. Ahora, deben continuar con esa inquietud en casa, en familia.

Sin duda, repetiremos la experiencia. Y queremos agradecer a MediaLab Prado la acogida y la oportunidad que nos ha brindado para usar sus instalaciones. Es el mejor sitio para este tipo de actividades.