La importancia de las relaciones personales en los procesos de venta

por Álvaro García
Sales manager de OpenSistemas

Siempre se ha valorado la buena relación personal con el cliente como refuerzo a la relación profesional en el proceso de venta. Pero de hace un año para acá han aparecido en escena aficiones como el deporte, en sus modalidades de triatlhon, tenis, padel, entre otros, que han supuesto un nexo importante de unión entre los Account Manager de las empresas tecnológicas y los responsables de compras o desarrollo de negocio de las grandes corporaciones.

Compartir aficiones siempre es gratificante porque, principalmente, te hace sentir bien, es una vía de escape del estrés diario ocasionado por el trabajo. Si además esta actividad puedes practicarla en grupo o con personas que habitualmente no están en tu círculo de amistades, se convierte en un aliciente más para superarte y hacer de ella un hábito en la vida. Y si las personas con las que puedes practicar estos hábitos saludables son aliados en el ámbito profesional o personas que pueden llegar a serlo, es doblemente un reto. La superación por encima de todo, en la vida y en el trabajo, y el deporte es un factor clave para ello.

Mi experiencia en este sentido es muy positiva, he descubierto el lado más humano de las personas con la que solo había compartido horas de reuniones, encuentros y charlas en salas de oficinas y con un objetivo de venta por encima de todo. Ahora esas relaciones realmente van mucho mas allá, se han estrechado lazos y reforzado la confianza en lo que realmente puedes ofrecerles, tanto profesional, como personalmente. Es una experiencia que durará mucho más en la vida, no son clientes con los que puedes perder el contacto en un futuro, sino personas que pueden seguirte toda la vida por la senda del deporte.

A veces, dedicar tiempo de tu vida personal a estas aficiones compartidas enriquece el valor como empleado en tu organización, pero también enriquece tu mente y tu cuerpo, lo que representa a su vez, un aumento de tu productividad.

Una práctica, como he dicho, que recomiendo a todas las personas que ocupen puestos de ventas en sus empresas.

1 comentario